FORMAR PARA EL BIEN COMÚN

Itinerario

Más que un modelo formativo, como Academia aspiramos a tener un itinerario. Pues es necesario que nuestra formación sea permanente y que parta desde un camino que, más allá de ofrecer un esquema curricular (que lo ofrecemos), sea capaz de entregar formación en los distintos niveles de desarrollo que se encuentra la persona, acompañando así su crecimiento y maduración tanto cristiana como social. Lo cual implica no sólo formarse sólo en el orden especulativo del conocimiento sino también, y por sobre todo, en el orden práctico. De tal modo de que seamos capaces de dar testimonio activo, con el ejemplo más allá de las palabras. Como dice el Papa Francisco, buscamos “Jóvenes Sabios, no jóvenes museo”.

Con esto en mente nuestro itinerario está compuesto por tres grandes ejes de formación, que a su vez se subdividen en nuevos ejes de contenido, que los hemos denominado:

1. Mente: cuyo objetivo es ayudar a encontrar la Verdad (formación de orden especulativo).

a. Cristo Nos primerea (fundamentos de la Fe).

b. Cristo revela al hombre (fundamentos de antropología y moral cristiana).

c. Cristo nos envía a la Misión (Doctrina Social de la Iglesia).

 

2. Corazón: cuyo objetivo es incentivar a querer el Bien (formación de orden especulativo y práctico).

a. Testimonios de vida.

b. Experiencias comunitarias.

c. Vidas de líderes católicos.

d. Vida sacramental.

 

3. Manos: cuyo objetivo es promover a hacer el Bien (formación de orden práctico).

a. Trabajo en terreno.

b. Vivencias.

c. Talleres.

 

 

 

¡POSTULA Y SÉ PARTE DE LA NUEVA GENERACIÓN DE LÍDERES CATÓLICOS DE CHILE!