FORMAR PARA EL BIEN COMÚN

Capacitación para Responsables Regionales

En su nueva versión la Escuela de Monitores 2018 con representantes provenientes desde 6 diócesis de Chile el pasado fin de semana  se reunieron en la localidad de linares.

A 13 kilómetros de la ciudad tuvo cita la jornada de formación, como cada año nos acompaña un distinto Obispo, en esta oportunidad nos acompañó el Obispo de Linares Monseñor Tomislav Koljatic Maroevic, también el Diputado Jaime Naranjo PS, compartiendo su testimonio en nuestra capacitación para responsables regionales. "El hombre que más me marcó en mi vida fue el Obispo Carlos Camus quien hoy está de aniversario luctuoso". Jaime Naranjo, socialista que el año pasado se manifestó públicamente y en distintas conferencias contra el aborto, recibió el año pasado el Premio Líderes Católicos propuesto por su Obispo. Alejandro Manríquez de Canción Nueva, y la Dirección Nacional de nuestra Academia de Líderes dando formación en los más diversos temas.

Este año el enfoque fue generar un encuentro Kerygmático. La razón es que necesitamos siempre volver a la fuente, al amor primero que es Dios. Si sólo nos dedicamos a hacer cosas caemos en un activismo, si nos dedicamos sólo a orar caemos en una pasividad, es decir, porque yo tengo un encuentro con Cristo, una relación, un diálogo, una oración personal constante con él, es que puedo obrar según su voluntad, es que soy movido por el Espíritu Santo a actuar en la sociedad, es que puedo dar testimonio, es que puedo hablar de él de las distintas formas en que nosotros lo hacemos. 

​Las escuelas de monitores tienen tres enfoques fundamentales: La información del estado actual de la ALC, la formación a los nuevos monitores, coordinadores y colaboradores y el compartir entre quienes conforman las escuelas a nivel nacional. 

“Los monitores, coordinadores, colaboradores y el equipo nacional, deben siempre volver a la fuente para hacer todo lo que hacemos. En él encontramos la fortaleza y la vida para poder hacer lo que hacemos” señala Valentina Toro, Directora Académica. Específicamente la instancia de este fin de semana nos hizo recordar esto.

Concluye Valentina su mensaje diciendo: “Esperamos que puedan tener en cuenta que hacemos esto por, para y con Dios”  

La importancia de esta escuela es el espacio anual que tenemos para capacitar y actualizar la formación de nuestro monitores y responsables en las distintas regiones, además nuestro Directo General José Antonio Rosas señala “es un espacio de inducción para los chicos que por primera vez se integran al trabajo de la Academia, permitiéndonos conocer al equipo a nivel nacional, afiatando, profundizando y estableciendo vínculos de amistad y relaciones personales”.