FORMAR PARA EL BIEN COMÚN

Exitoso inicio de la Escuela Nacional de Líderes Católicos

Iniciamos nuestro primer semestre con la Escuela Nacional de Líderes Católicos 2018. Esté semestre contaremos con 14 programas de formación a impartir en las distintas diócesis de nuestro territorio nacional.

“Estamos muy contentos en este inicio de año e inicio de semestre, estamos partiendo con las escuelas, tenemos muchas noticias positivas porque mantenemos escuelas un año más, las que llevamos ya varios años trabajando”, por ejemplo lo es la diócesis de Linares o Chillán que llevan casi  7 años realizando los programas de formación.

El pasado viernes 06 de abril en la ciudad de linares se llevó a cabo la Escuela el donde tuvimos el honor de contar la presencia de Monseñor Tomislav Koljatic Maroevic, Obispo de Linares, José Antonio Rosas nuestro Director General hablando del tema del Kerygma y  la Dra. en Bioética Karina Ordoñez con el tema de Amor y Sexualidad. 

“Somos conscientes de que cada escuela es un desafío y una oportunidad de mostrar a Dios a los muchos y muchas que asisten a éstas, pero tenemos la convicción de que nos formamos, nos informamos y decidimos actuar sabiendo que nuestra fe amerita una acción, por lo que esperamos y pedimos a Dios, ser una respuesta acorde al mundo actual” nos comenta nuestra Directora Académica Valentina Toro

Hasta la Escuela de Chillán, llegan jóvenes líderes desde 5 comunas de la diócesis para formarse para servir como católicos en lo público con la presencia del alcalde y ex árbitro FIFA Carlos Chandia.

Cuando la Academia de Líderes Católico se plantea la interrogante ¿Por qué el Kerygma es transversal en todos sus programas? La respuesta es muy sencilla, pues el Kerygma es la piedra angular del itinerario formativo de la academia.  Porque toda nuestra formación parte de la esencia del anuncio misionero de la iglesia que es que Dios se ha hecho hombre, nos ha amado y ha amado a cada uno de nosotros, es ese el corazón del itinerario formativo siendo desde ahí que se desprenden las consecuencias sociales, el compromiso político, social.

La primera piedra angular de nuestro itinerario formativo es lo que el papa francisco nos indicó en Evangelii gaudium el inicial desde del Kerygma, es decir, nuestras raíces están en partir desde la centralidad del anuncio: que Dios nos ama.

La experiencia como Fundación nos hace estar muy contentos, donde ya sólo no contamos con egresados que están en la universidad, sino alumnas que han ingresado a la vocación consagrada.  Es al mismo tiempo donde tenemos novedades: Después de abrir por primera vez el año pasado la Escuela de Villarrica nos encontramos repitiéndola tras el éxito que tuvo en la diócesis, así es el caso de San Felipe. Y seguimos creciendo abriendo por primera vez la diócesis de Osorno, estamos trabajando en la formación de todos los colegios de la congregación de PIAMARTA y poniendo los pasos firmes en el crecimiento de la Academia fuera de Chile.