FORMAR PARA EL BIEN COMÚN

Ojalá que llueva KFe

Muchachos en la ciudad de Valparaíso Comparten un café y conversación. Ojalá que llueva Kfe surge entre las calles cuya esencia es un momento de conversación y un café.

La Escuela de Líderes Católicos ha salido por las calles de Valparaíso y Santiago con el único objetivo de regalar un tiempo de escucha y diálogo a las personas que transitan por estas dos grandes ciudades.

Ha transcurrido un tiempo desde la primera vez que se realizó la actividad con  los jóvenes de Valparaíso en donde notaban que la gente vive preocupada, cansada y sin tiempo de escucharse pero muy pendientes de su celular. Fue entonces, que decidieron salir a las calles y ofrecer un momento de compartir y atención a los transeúntes cercanos al metro. "Les regalamos café y un tiempo de conversación", contó Valentina Toro quien era parte del equipo organizador de aquel entonces.

Hace unos meses se viene realizando en Santiago, primero fue la Escuela de Líderes Católicos de Santiago Universitarios quienes llegaron hasta metro Universidad Católica a replicar esto. Y en estos días han hecho suya la experiencia de escuchar al otro y sensibilizar con el otro la Escuela de Líderes Católicos Santiago Parroquias.

Los alumnos de la Parroquia de Las Mercedes se instalaron en plena plaza de Puente Alto a un costado de la estación de metro que lleva el mismo nombre y “fue una experiencia en donde se acercaron unas 150 personas” afirma Cecilia Arancibia, secretaria ejecutiva de la Escuela de Líderes Católicos. Fue una experiencia única para los alumnos “no deja de llamarnos la atención que ante distintas realidades para algunos es difícil dejar de lado un minuto los esquemas para compartir un café” cuenta Cecilia. Fue una instancia de escucha al otro.