FORMAR PARA EL BIEN COMÚN

Monseñor Alejandro Goic, Obispo de Rancagua.

“Recomiendo la Academia pues son una buena instancia de formación y preparación de jóvenes católicos para que se motiven e incorporen a una acción más decidida y propositiva, en los diferentes ámbitos de su vida: colegios, universidades, parroquias, comunidades, organizaciones juveniles, sociales y otros.  Una formación sólida y permanente ya es un gran servicio prestado.
La Academia de Líderes Católicos es un espacio privilegiado de formación y capacitación de líderes  jóvenes, con orientación católica y con fuerte inspiración en la Doctrina Social de la Iglesia y en el Magisterio. Es positivo que en estos tiempos de pluralismo y diversidad, muy valorable por lo demás, los católicos no pierdan espacios de  preparación y conducción en la sociedad chilena, buscando influir de manera positiva y propositiva en la vida del país”.


Monseñor Jorge Vega, Obispo Prelado de Illapel.

“Hace algunos días alguien me preguntó si conocía la Academia de Líderes Católicos (…) y le comenté que al percibir que su servicio podría ser muy beneficioso, especialmente en el ámbito juvenil, les invité a un encuentro con un grupo de jóvenes proveniente de parroquias y colegios católicos de la Prelatura de Illapel. Al finalizar este encuentro y por los comentarios que durante los días siguientes me fueron llegando, pude percibir que la propuesta formativa de la Academia de Líderes Católicos había sido muy bien acogida por quienes participaron en el encuentro. Y están esperando el segundo.
No podemos negar que estamos viviendo un periodo en el cual muchos de nuestros jóvenes católicos se sienten acosados por sus pares no creyentes. Estos mismos jóvenes sienten que no cuentan con las herramientas necesarias para defender su fe o para transmitir a otros su experiencia de Cristo resucitado. La propuesta formativa de la Academia de Líderes Católicos puede ser una excelente ayudar a entregar estas herramientas que están necesitando nuestros jóvenes. Con esta reflexión le recomendaba  a mi interlocutor la Academia de Líderes Católicos. Con el afecto de siempre en Cristo y María Madre de la Evangelización”.

Monseñor Juan Ignacio González, Obispo de San Bernardo.

“Líder es el que va adelante mostrando el buen camino a otros, va en medio, apoyando y apoyándose en otros para seguir juntos la senda correcta y atrás, animando a los que desfallecen porque todo camino siempre es difícil. Eso aprenden nuestros jóvenes en esta Escuela de Líderes Católicos. ¡Un gran servicio a la sociedad y a la Iglesia!” 

Monseñor Tomislav Koljatic, Obispo de Linares.

“Me es muy grato dar testimonio de la hermosa experiencia de la Escuela de Líderes para jóvenes católicos. En Linares ya la hemos realizado en dos oportunidades, con asistencia de más de 150 jóvenes. Ha sido una experiencia  muy completa y feliz. En primer lugar nos ha permitido reunir a jóvenes líderes católicos venidos de todos los rincones de la diócesis y de diversas procedencias, es decir, de las parroquias, colegios y movimientos.  Ha sido un gran ejercicio de comunión y de encuentro.  Les ha permitido encontrarse, conocerse y  crecer juntos a lo largo de un semestre, lo cual no siempre es fácil en la pastoral ordinaria.
Gracias a la Escuela se han creado vínculos muy potentes que les ha proyectado para  seguir trabajando juntos en su Iglesia local y diocesana. Entre otros logros hemos prolongado la Escuela en Misiones  juveniles diocesanas en los veranos y preparamos una Escuela diocesana  propia en este semestre.
Ha sido también una experiencia de oración y de crecimiento en la fe. Hemos podido tener la Eucaristía todos los  sábados, lo cual ha fortalecido su encuentro con Cristo en el sacramento. No siempre es fácil tener a los jóvenes en la Eucaristía y estas han sido muy participativas y bien celebradas por ellos.
Por otra parte, los invitados han sido de gran nivel de vida cristiana y de responsabilidad  social. Los jóvenes han  podido conocer de primera  mano a rectores de universidad, diputados, alcaldes, líderes sociales, en sus distintos roles de creyentes, padres de familia, constructores de la sociedad, han dialogado con ellos y han confrontado sus ideas con ellos.  Se les ha abierto un mundo nuevo que posiblemente no alcanzaban a imaginar y les ha alentado a soñar con ideales más altos y generosos. Los temas han sido de gran actualidad y les ha permitido crecer en conocer las dimensiones sociales del Evangelio y se han capacitado para dar razón de la fe en sus ambientes juveniles.
En definitiva, ha sido una profunda y muy seria experiencia de fe y eclesial para nuestros jóvenes que les ha permitido crecer en su camino de discípulos misioneros.
Con gratitud y aprecio, ¡Larga vida a la Escuela de Líderes!
Que el Señor les bendiga, bajo el amparo de María, Madre de los jóvenes”.

Ignacio Sánchez Díaz, Rector PUC.

“La Escuela de Líderes Católicos es una gran iniciativa ya que permite y promociona la formación de estudiantes y jóvenes en contenidos y temas que son fundamentales para poder ejercer liderazgo positivo, informado y de frontera en tiempos en que la coherencia y la acción concreta se valora como una entrega personal real.
El hecho de revisar contenidos fundamentales, experiencias de vida, reunión con líderes de opinión y educar en la responsabilidad, en un ambiente exigente, con pares que entregan mucho al grupo curso, creo que hacen una gran diferencia y un aporte especial en este programa. Mis felicitaciones y apoyo en su futuro crecimiento y desarrollo”.